De combatientes a Reyes Magos

De combatientes a Reyes Magos

De combatientes a Reyes Magos

De combatientes a Reyes Magos

Gaitania, un corregimiento que toma su nombre a raíz del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, y que anteriormente se le llamaba Atá, está ubicado en el municipio de Planadas en departamento del Tolima. Está región ha sido muy relevante para la historia de Colombia pues allí nacieron las FARC-EP. Fue en Marquetalia dónde se conformó bajo el liderazgo de Manuel Manrulanda Velez, guerrilla campesina. Fue allí mismo, en donde se realizó el primer proceso de paz con civiles hace ya 20 años.

Este es el territorio en el que dos exguerrrilleros, hoy firmantes de la paz habitantes del ETCR El Oso participaron por primera vez en la celebración del día de los Reyes Magos. Este festejo que es motivo de orgullo para los habitantes del territorio se realiza cada año  del 7 al 10 de enero como una tradición histórica para el municipio.

La fiesta de origen religioso se ha caracterizado por la alegría, colores, integración y sobre todo de mucha diversión que le aportan al festejo los concursos, apuestas,  y el desfile con los Reyes Magos , evento central de la celebración. Este año las fiestas tuvieron una particularidad; la invitación de la comunidad a dos firmantes habitantes  de la paz del ETCR El Oso.

Tanto para la comunidad como para los firmante, este  es un claro ejemplo  de integración, reconciliación  y aporte a la cultura de las comunidades:“antes de ser excombatientes son ciudadanos de tradiciones y costumbres”.

Mas allá de ser un evento , es una gran oportunidad para estrechar lazos entre los pobladores con los antiguos combatientes y fortalecer más redes de trabajo solidario entre ellos.

Nuestros protagonistas recuerdan que en épocas del conflicto armado se temía la realización de acciones bélicas por parte de los grupos insurgentes, pero gracias a la firma del Acuerdo de Paz. Por eso ya no es motivo de preocupación. En este momento y en este contexto, ese temor ha dado un cambio muy importante para convierse en un símbolo de alegría y orgullo.

Es la primera vez en la historia que se vive esta experiencia, que permite estrechar lazos entre comunidad y antiguos combatientes que ahora le apuestan a la construcción de paz desde los territorios y que creen en que una nueva Colombia es posible.

Las y los firmantes de paz de todo el territorio Nacional reiteramos nuestro compromiso con la paz y la reconciliación, y seguimos firmes en la implementación del Acuerdo de Paz.